Avisar de contenido inadecuado

MI AMIGO ÓSCAR SÁNCHEZ. UN CAMPEÓN DENTRO Y FUERA DEL RING (18/VIII/09).

{
}

 TAGS:undefined(En la foto, JM BRIONES, ELENA PÉREZ, ANTONIO RODRÍGUEZ "CHIQUI", ÓSCAR SÁNCHEZ "RAYITO", LUIS JUNQUERA, NACHO TOLEDANO Y JESÚS HERAS el pasado día 11 en el HOTEL CONVENCIÓN).

Por todos es conocida mi amistad -antigua y consistente como los buenos vinos- con el Campeón Óscar Sánchez "Rayito". Mi amigo y Camarada Óscar Sánchez. Falangista, Boxeador y Campeón de España de los Pesos Pluma y Semipluma. Mi amigo Óscar Sánchez. Un CABALLERO que, el pasado Sábado día 11 de Julio, quiso respaldar a la alternativa opositora de REGENERACIÓN 2.009 acudiendo al HOTEL CONVENCIÓN de Madrid a la presentación pública de nuestros Camaradas. Acudía acompañado de otro joven boxeador -y dicen que rápido y brillante, aunque todavía no he tenido el gusto de verle pelear- llamado Antonio Rodríguez García "Chiqui", casi un recién llegado a este extraño mundo azul mahón nuestro.

Uno escucha y lee diariamente una auténtica ristra de insultos anónimos. A veces... frases sin sentido ninguno... despropósitos puñeteros de usar y tirar como un pañuelo de papel. A veces... dardos hirientes específicamente dirigidos a mi vida profesional o a la privada. Siempre -y en todos los casos- proferidos por malnacidos y cobardes que no saben -ni quieren- dar la cara en defensa de sus propias afirmaciones. Soportar estas cosas va en el lote. Va en el lote de haber adoptado una postura pública y abierta sobre la crisis de FE-JONS. Va en el lote de estar prestando apoyo público a nuestros Camaradas de REGENERACIÓN 2.009. Va en el lote de estar colaborando a un cambio dentro del falangismo de forma abierta y transparente. Va en el lote de no comulgar con las ruedas de molino que nos quieren hacer pasar por verdades inmutables y sabias. Por eso -a mis cuarenta y séis años- estas cosas me importan muy poco. Es lo que tiene tener la vida hecha. Es lo que tiene tener una grande -grandísima- amplitud de miras frente a tanto y tanto chichinabo suelto. Mundo que decían nuestros padres. Puta rodada se dice en esta España zetapera.

Sin embargo, me han DOLIDO -y mucho- los ataques desmesurados realizados contra MI AMIGO ÓSCAR SÁNCHEZ. Entre otras cosas porque no se los merece. Si este es el precio que el oficialismo cobarde hace pagar a las voces disidentes por manifestar públicamente una postura, y si esta es la manera normal de proceder de todos aquellos que -desde el estricto anonimato- quieren que nada cambie en FE-JONS... entonces es que estamos en el lugar correcto. De manera absolutamente innoble, ignorante y miserable, se ha dicho que estos dos Camaradas -nada menos que un Campeón de España y su amigo, colega y camarada Antonio Rodríguez "Chiqui"- eran boxeadores que yo pagaba en calidad de guardaespaldas para acudir al Acto. Dos boxeadores profesionales de impresionante curriculum como estos resulta que -nada más y nada menos- vienen a acompañarme a mí por si acaso tengo problemas frente a nuestros adversarios. Doble insulto, por supuesto. Porque ni ellos se merecen esa falta absoluta de consideración -como falangistas y como deportistas de élite- y porque yo no necesito a nadie -estaría bueno- para enfrentarme a estos MIERDAS anónimos. Aunque a mis cuarenta y séis años resultara batido -grandes posibilidades hay de ello- por alguno de estos MEAPILAS DE LA VIOLENCIA, no me importaría por el sólo placer de verles -aunque fuera por una vez- sus caras de pajilleros del falangismo.

Lo cierto es que todo un torrente de insultos se desató contra Óscar Sánchez tan sólo -mirad cómo se las gastan estos tíos- por haber acudido al Acto de la corriente alternativa a Diego Márquez, Pico, Garrido y Cía. Como si nos sobraran falangistas que ganan Campeonatos de España. Eso suponiendo que supieran quién era. El oficialismo victimista que todavía manda en FE-JONS se ha especializado en crear un tipo de militante desinformado e ignorante en su lealtad ciega de fe en el mando... un tipo de afiliado que -sencillamente- ignora o desprecia a todo aquel que no se mueva dentro de su pequeño círculo sectario. Cada vez más pequeño... por lo que se ve en cosas como estas. Una clase de militante que es capaz de escribir cosas como las que se escribieron contra Óscar. Por ignorancia y por una más que evidente miseria moral.

Por contra, existirán camaradas que, a partir de este día, tengan la fortuna de conocer a Óscar Sánchez. Su velocidad, su resistencia, su tenacidad en el ataque y en el contragolpe rapidísimo. Su espíritu de lucha que le convierten en un ejemplo -humano y deportivo- a seguir por todos y cada uno de nosotros. Y así, frente al tipo cobarde del militante ignorante, acomplejado y pelotillero... surgirá un modelo de falangista enérgico y valiente, que sabrá valorar los méritos de un Camarada aunque no milite dentro del chato corralito de su mínima organización. Un falangista cabal frente a un lacayo.

Hablábamos al día siguiente y yo estaba -francamente- desolado. Resulta injusto que un falangista resulte tan injustamente atacado como lo fue el excepcional Óscar Sánchez. A mí me dejó pasmado su tranquila actitud. Lejos de enfurecerse, me demostró un indudable señorío. Esa clase de caballerosidad que te enorgullece encontrar no sólo en un falangista, sino en un AMIGO. Me dijo -sencillamente- que hay gente que no perdona y que tiene mucho tiempo para perder en el insulto. Me afirmó tajantemente que hay gente que no vale la pena y punto. Luego... y a su señal, pasamos a hablar de otras cosas. Óscar había pasado la página, y ambos nos reímos acerca del sueldo que podía yo ofrecerle para hacer realidad los insultos de los difamadores.

Un CABALLERO DENTRO Y FUERA DEL RING, pasando página frente a tanta tontería, desinformación y mala leche. Gracias Óscar, por enseñarme -una vez más- la recta virtud de la paciencia. Y a tí Antonio... bienvenido a esta Casa de Locos... arisca, bronca y difícil en lo que quita... pero inolvidable y bella en lo que ofrece...

{
}

Los comentarios para este post han sido deshabilitados.