Avisar de contenido inadecuado

ENTREVISTA A NACHO TOLEDANO. CANDIDATO A LA ALCALDÍA DE SAN LORENZO DE EL ESCORIAL. MINUTO DIGITAL (1/II/07).

{
}

 TAGS:undefinedENTREVISTA CON IGNACIO TOLEDANO.

Candidato a la Alcaldía de San Lorenzo de El Escorial.

"Partimos de una base incontestable: sólo el trabajo puede ser el vehículo de integración efectiva del inmigrante en la sociedad española"

Minuto Digital: 01.02.07

Ignacio Toledano Martínez será el ‘cabeza de lista’ de la Candidatura PACTO POR SAN LORENZO DE EL ESCORIAL y disputará la Alcaldía de este Real Sitio a los grandes partidos en Mayo del 2.007. Tiene 43 años y está casado. Es abogado -habitual de los Medios de Comunicación por su defensa profesional de personajes populares y habituales de las revistas del corazón- y está dispuesto a innovar la política de San Lorenzo.

¿Qué esPACTO POR SAN LORENZO DE EL ESCORIAL”?

Se trata, básicamente, de una puesta en común de esfuerzos y energías. Una agrupación de ciudadanos de San Lorenzo que, encuadrados o no en Partidos Políticos, luchan por un cambio de orientación municipal. Además, existen personas que, con un carácter plenamente independiente, han decidio trabajar junto a nosotros y prestar su colaboración. Hoy en día, seguimos empeñados en la búsqueda de nuevas adhesiones. Nuestra finalidad táctica es la búsqueda de un frente electoral amplío. Un frente que pueda dar la batalla a los grandes. Al PP y al PSOE.

¿Cuáles son los puntos fundamentales que propugna? ¿qué pretende El Pacto?

Nuestra propuesta gira en torno a dos ideas fundamentales: una mayor participación de los vecinos en la vida municipal, mediante el fortalecimiento de los resortes posibles de democracia directa y participativa, así como una rotunda oposición a los proyectos de urbanismo anunciados por la actual Corporación. Más participación vecinal y crecimiento cero.

¿Cómo se fortalecen, a su juicio, estos “resortes posibles de democracia directa y participativa”? y le cito textualmente.

En la práctica, esta mayor participación queda articulada de una forma muy sencilla: estableciendo espacios de cogestión y decisión participada en aquellos aspectos importantes en la vida del Municipio. Varios ejemplos.

Nosotros propugnamos el establecimiento de una Mesa de Barrios y Urbanizaciones. A través de ella, los representantes de los partidos, asociaciones de vecinos o de comerciantes, foros, barrios, urbanizaciones etc deberán reunirse periódicamente con el Alcalde o Concejales pertinentes al objeto de plantear sugerencias, quejas, medidas urgentes etc. La Corporación, además, debe de contar con esta Mesa cuando se trate de asuntos que puedan afectarla según su reglamento interno. Igual ocurre con el Consejo Municipal de la Juventud, el Foro Municipal de la Vivienda, la Mesa Municipal de Drogodependencias, la Mesa Municipal de Seguridad...

Pero estas decisiones prácticas de realización sencilla no valdrían para nada si no luchamos por implantar en nuestros Municipios una cierta cultura de la participación o implicación. Enseñar que la democracia debe ejercitarse de forma constante y participativa a través de estos cauces. No basta con votar cada cuatro años: el ciudadano debe implicarse en la gestión de su propio entorno municipal. Y, sobre todo, debe saber que él mismo o sus representantes tienen fácil acceso a los responsables municipales.

¿La Vivienda es un derecho o un negocio? ¿qué facultades tendría el Foro de la Vivienda propuesto por El Pacto?

Decía Eva Perón que dónde existe una necesidad nace un derecho. Este viejo axioma justicialista se cumple, de manera rotunda, en el triste asunto de la Vivienda en España. La Vivienda debe ser un derecho siempre, por encima de cualquer negocio constructor o meramente especulativo. Es un derecho fundamental, y como tal debe ser protegido y respaldado por los poderes públicos. El Foro Municipal de la Vivienda se ocuparía de cuestiones fácilmente articulables, pero tendentes a facilitar el acceso a la Vivienda del vecino medio de San Lorenzo: prestación de aval municipal en la obtención de créditos en ciertos casos, redes de colaboración entre inquilinos y propietarios, préstamos a interés cero a los jóvenes para el abono de la fianza de un arrendamiento, asesoramiento y papeleo etc. Se trata de estructurar desde el poder municipal un conjunto de medidas sociales que favorezcan la realización de este derecho. Por desgracia, y en esta España marbellizada, muchas veces asistimos a un triste espectáculo de naturaleza contraria, pero ese es “otro tema”.

Otro asunto tristemente estrella es el de la inmigración... se dice que el Pacto muy duro en esta materia. ¿Es cierto?

Depende de la óptica con la que se mire. A nuestro juicio, el problema es, en esencia, un problema de carácter social. Ni todo inmigrante es per se malo o negativo ni toda medida restrictiva es buena o positiva. Partimos de una base incontestable: sólo el trabajo puede ser el vehículo de integración efectiva del inmigrante en la sociedad española. Por tanto, sólo los ciudadanos extracomunitarios que posean un contrato de trabajo deberían quedarse en España. Los demás deberían de marcharse: por el bien de España y por el suyo propio. Los extranjeros no integrados se hacinan en guettos culturales y sociales, son explotados por empresarios sin escrúpulos... eso no es vida para nadie... constituyen un vínculo peligroso con la delincuencia y el crimen organizado. También por su propio bien... que se vayan. Los ciudadanos extracomunitarios ilegales deben irse: salir de España mediante la articulación de un proceso rápido y garantista, pero dirigido a la expulsión automática de un sin papeles.

Debemos no acomplejarnos en esta materia, y tener el valor de adoptar medidas drásticas sobre inmigración. No mirar para otro lado, como hacen los dos grandes partidos mayoritarios. En ninguna materia existe un grado tan alto de doble moral institucional. Sin embargo, creemos que los Ayuntamientos deben gastar menos en estos planes faraónicos de integración, que tan sólo sirven para demostrar, de cara a la galería, que se es políticamente correcto, pero que tienen una escasa efectividad práctica. Además, las Corporaciones Municipales pueden adoptar medidas efectivas de control de este sector poblacional, a través de aplicar más rigor en la comprobación de padrones y domicilios y una mayor presión policial sobre las bolsas marginales que, periódicamente, aparecen en nuestros Pueblos. Los Ayuntamientos tienen mucho que decir sobre esto, a pesar de que las grandes políticas sobre inmigración deben ser diseñadas no sólo con carácter estatal, sino supranacional. Afecta a todos: se trata de una auténtica bomba de relojería que estallará si no tenemos la valentía de adoptar políticas firmes y eficaces.

¿El Pacto cree en la integración de la juventud en la vida política del municipio? ¿cómo lo conseguiría?

Creemos firmemente que sí. Los jóvenes pueden participar directamente en la vida del Municipio acentuando sus cauces de representación en Institutos y Colegios -primera fase del escalón participativo- y de sus asociaciones y foros juveniles. El Ayuntamiento debe fomentar el asociacionismo juvenil como primera e importante medida. Posteriormente, la creación de un Consejo Municipal de la Juventud reforzaría esta idea. A través del Consejo -presidido por turnos sucesivos entre todos sus miembros y con carácter independiente de la Concejalía de Juventud- los asociacione sjuveniles, foros, ramas juveniles de los partidos y demás entidades cogestionarían la política juvenil municipal, estableciendo entre todos las medidas y puntos aplicables a San Lorenzo. Además, es indispensable la presencia de las organizaciones juveniles en la Mesa Municipal de la Drogadicción, ya que son los jóvenes los principales afectados por esta lacra social y es imprescindible lograr su implicación en esta lucha.

¿Existe una amenaza sobre el equlibrio medioambiental de la Sierra de Guadarrama? Le pregunto esto porque existe una notable polémica al respecto: para muchos, se trata tan sólo de una excusa de los grupos verdes de siempre para “meter ruido”...

La respuesta es, por desgracia, afirmativa. Ojalá el peligro que se cierne sobre nuestro entorno fuera el invento de unos pocos. La cultura del ladrillo ha calado hondo en nuestros Ayuntamientos. Se han anunciado a bombo y platillo nuevos Planes Generales de Ordenación Urbana que suponen proyectos de construcción desmesurada de Viviendas sobre nuestros espacios naturales. En esta materia no se puede ser neutral: o propugnamos la construcción de nuevas urbanizaciones en San Lorenzo o la rechazamos tajantemente. Nosotros ya hemos tomado partido, en aras de un desarrollo sostenible de nuestros Municipios. En el caso de San Lorenzo, propugnamos el “crecimiento cero”, y el absoluto rechazo a la construcción de Monesterio. Para los que no lo conocen, hemos de decir que este proyecto supone la construcción de un gran número de Viviendas que, alejada del casco urbano, supondría un absoluto “municipio paralelo”. En este sentido, nos unimos -sin reserva alguna- a las alternativas ciudadanas que propugnen una defensa a ultranza del entorno de la Sierra de Guadarrama.

Además, existen unas normas que, muy despacio, van ocupando contenido social (de todas formas todavía cicatero): PORN de Guadarrama, “La Cerca de Felipe II” (declarado BIC y, por esta razón, no edificable dentro de su perímetro efectivo)... un conjunto de normas que tenemos que defender y desarrollar en su máxima cobertura.

¿Cómo ha sido su colaboración con el Foro Ciudadano Escurialense? ¿ha encontrado Usted resistencias a causa de su militancia falangista? ¿qué opina de los que creen que este tipo de organizaciones está al servicio del PSOE como medio de oposición a los Ayuntamientos populares?

Mi colaboración con el Foro ha sido totalmente positiva. Se conoce mejor el entorno municipal y sus problemas cuando se colabora con una organización de esta clase. Creo que este tipo de entidades ciudadanas tiene importancia en un doble sentido: como medio de intercambio recíproco de información entre las personas y grupos que la integran y como método de articulacion de políticas de respuesta frente a los planes de construcción desmesurada. Respecto a mi militancia, el respeto del Foro hacia la ideología y activismo de sus miembros es pleno y absoluto. En este caso, el falangismo está dónde tiene que estar: luchando por el pueblo junto al resto de ciudadanos concienciados. Al hilo de esto, entiendo que este tipo de organizaciones no sirven a ningún Partido en concreto. Muy al contrario, han venido a ocupar el vacío que dejan los partidos tradicionales al no ocuparse de los problemas reales de los vecinos de los Ayuntamientos serranos: es necesario hacer oposición frente a las distintas Corporaciones locales y, como los partidos consolidados no la hacen, son los ciudadanos quienes tienen que agruparse y luchar.

SU PRESENCIA EN EL PACTO POR SAN LORENZO DE EL ESCORIAL

Tres Partidos apoyan la Candidatura: FE/ La Falange, el Partido Verde y el Foro Verde.

Nos resulta extraño, quizá por desconocimiento, la participación de falangistas en citas electorales. ¿Es real la renovación ideológica que puede apreciarse en los falangistas o se trata de un simple lavado de cara? ¿se trata de un fenómeno político duradero?

Vayamos por partes... yo creo que, además de la evidente renovación doctrinal, plasmada en cierta medida en las Ponencias aprobadas en nuestro último Congreso Nacional, se ha producido una simple renovación estratégica... un replanteamiento de actitudes políticas tomado desde una perspectiva falangista. En esto -tal vez- consiste la renovación del falangismo: en un abandono de nuestro aislamiento tradicional y en un correlativo contacto con las demás formaciones políticas. Al día de hoy, el mensaje falangista está presente en numerosos Pueblos de España. Algo se está moviendo, a veces de forma imperceptible. Aunque no me gusta la palabra, muchos falangistas están definiendo este período como una fase de normalización... de presencia falangista en pueblos y ciudades, coexistiendo con el conjunto de la ciudadanía con plena y absoluta normalidad democrática. En este sentido, creemos que los cambios operados en esta nueva etapa tendrán un carácter persistente en el tiempo: son cambios sólidos, operados desde las mismas bases de nuestra militancia.

A propósito de la normalización... ¿La Falange tiene una presencia normalizada en la Sierra de Madrid?

Por supuesto que sí. Al día de hoy estamos firmemente implantados en muchos de los pueblos de la Sierra Noroeste de Madrid, después de años de ausencia de nuestra alternativa. Pero lo mejor de todo ello no es la mera presencia falangista en los pueblos, sino la existencia de un progresivo proceso de colaboración con otras fuerzas políticas y sociales de la zona, al efecto de defender puntos concretos y próximos a los vecinos. Se ha podido ver a falangistas luchando -codo a codo con personas de muy distinta ideología- en luchas específicamente ciudadanas. Hablando ya más concretamente de nuestro ámbito geográfico, los falangistas hemos adoptado una actutud beligerante contra los planes constructores proyectados por los Ayuntamientos de la Sierra, y hemos defendido con decisión el equilibrio medioambiental amenzado. Esta defensa de problemas concretos y puntuales, que afectan a la vida diaria de los Municipios, está alejando progresivamente de la opinión pública la idea de una Falange alejada de los asuntos municipales cotidianos. Durante años, y puede que sea cierto, se nos ha acusado de ocuparnos tan sólo de las grandes frases... de las grandes ideas generales... Patria, Revolución... grandes conceptos que, a nuestro juicio, quedarían vacíos de contenido si los falangistas no supiéramos ocuparnos también del “pie de obra”... de las pequeñas cosas al servicio de las grandes.

TEXTO: F. BUCCO. FOTOS: J. OJEDA.

{
}
{
}

Los comentarios para este post han sido deshabilitados.