Avisar de contenido inadecuado

EL MANIFIESTO DE LA BANDERA NEGRA (15/XI/13).

{
}

 TAGS:undefinedMANIFIESTO DE LA BANDERA NEGRA

LA BANDERA NEGRA significa que no hay rendición. Una lucha hasta el final, sin enarbolar bandera blanca, contra el actual modelo económico y político. LA BANDERA NEGRA como antítesis de la bandera blanca. LA BANDERA NEGRA es el símbolo de la lucha social contra la tiranía, y ha sido siempre enarbolada por los oprimidos del mundo frente a los opresores. LA BANDERA NEGRA era izada en los barcos como señal de cuarentena al viajar en ellos pasajeros o tripulantes afectados por alguna enfermedad contagiosa. En este proyecto político, todos somos malditos: todos estamos contagiados por la creencia de que hay otra forma de hacer las cosas. Malditos para el Sistema y para nuestros entornos políticos inermes, izamos LA BANDERA NEGRA para luchar por nuestra concepción del mundo.

Vivimos momentos de recesión y de desintegración del modelo político nacido de la Constitución de 1.978. Millones de compatriotas –carentes de lo necesario para vivir con dignidad- vagamos desesperanzados por este escenario en ruinas. Ante esta situación, un grupo de ciudadanas y ciudadanos -de distinta procedencia política- hemos venido a reflexionar en voz alta acerca de las causas y de los efectos de esta profunda crisis. No buscamos soluciones mágicas, ni tenemos más pretensión que la de agrupar personas, aunar esfuerzos y luchar por lo que creemos justo. En estos tiempos de inoperancia y de desorganización de las fuerzas de oposición democrática al modelo capitalista y monárquico vigente, nosotros mantenemos la necesidad de seguir luchando. Sólos o en conjunción con otras fuerzas revolucionarias y republicanas.

Hemos llegado a la conclusión de que no es momento para ideologías más o menos dogmáticas. Creemos necesario el estudio de todas aquellas corrientes doctrinales que han construído vías de pensamiento alternativo al actual sistema político. Estimamos más necesaria que nunca la integración de todo aquello que, de bueno y positivo, podamos encontrar en estas corrientes ideológicas para articular eso que se ha llamado un discurso ‘transversal’, nutrido por las aportaciones honestas y sinceras de todos aquellos ciudadanos que nos apoyen. Somos sindicalistas autogestionarios, y creemos en la persona como eje y núcleo central de toda propuesta política. Estudiamos opciones similares para articular soluciones modernas, sin prejuicios exclusivistas y sin ideas preconcebidas.

Creemos necesaria una Revolución. No renunciamos a la Revolución.

Algunos ciudadanos opinan que es necesario un nuevo proceso constituyente. Otros, en cambio, se conforman con una reforma en profundidad de la Constitución de 1978. Flotan en el aire cuestiones trascendentales –muchas veces sin respuesta clara y terminante- relativas a la forma de Estado, al modelo económico, a los cauces de representación ciudadana o a la organización territorial española. Se están replanteando las antiguas ideas, y se están revisando viejas teorías. El mundo está cambíando a pesar de la resistencia ejercitada por los núcleos dominantes de poder. Debemos seguir incidiendo en esos cambios.

Nosotros respondemos a estas preguntas propugnando -en total RUPTURA con el modelo de 1.978- la apertura revolucionaria de un nuevo proceso constituyente. Unas nuevas formas y usos democráticos que, alejados de la partitocracia imperante, supongan un cambio radical de los instrumentos de participación ciudadana en los asuntos públicos y de representación política en el conjunto de las instituciones. Una implantación de instituciones verdaderamente democráticas como medio de salir de esta situación enfangada. No buscamos la conquista del poder por una minoría dirigente. Buscamos el justo reparto del poder entre la totalidad de nuestro pueblo, en sus distintos ámbitos de decisión política, social y económica.

Nosotros nos sentimos herederos de la rica y profunda tradición española de la resistencia a la opresión, y del derecho inalienable del pueblo a terminar con los tiranos y con las tiranías. Es misión de entidades como la nuestra colaborar en esta tarea de ensanchar el horizonte democrático de España.

Nosotros propugnamos la implantación de la REPÚBLICA, como marco institucional de estas nuevas relaciones políticas y de un nuevo modelo económico más justo y solidario. La Monarquía no sólo no representa los intereses populares, sino que simboliza la estructura de poder que ha llevado a la miseria a nuestros ciudadanos. Creemos en un modelo FEDERAL republicano, basado en una integración de todos los pueblos de España que se estructure desde una federación y unión libre y soberana de los municipios y comarcas. De esta forma, será desarbolado el modelo centralista inoperante de herencia borbónica.

Nosotros propugnamos la instauración de una verdadera DEMOCRACIA, hoy inexistente por causa del juego perverso de los partidos políticos y de la casta dirigente. Transformar sustancialmente los instrumentos de participación ciudadana y de representación democrática -representación directa, carácter vinculante de acuerdos ciudadanos, concejos abiertos y otros foros de debate y discusión democrática y posibilidad de remoción de los cargos públicos- constituye el objetivo primordial de nuestra actuación revolucionaria.

Nosotros propugnamos la AUTOGESTIÓN no sólo como medio de estructuración de la sociedad, sino como herramienta fundamental en el desmontaje del modelo capitalista. Queremos aumentar los márgenes de decisión ciudadana en todos los ámbitos de la vida pública, así como transformar radicalmente las actuales relaciones de producción haciendo a los ciudadanos dueños de su propio destino. Entender la política, en todos sus niveles, como ejercicio constante de una SOBERANÍA recuperada. Como trabajadores, asumiremos la titularidad de los medios de producción y decidiremos directamente en la marcha y gestión de las empresas. Como ciudadanos, asumiremos la responsabilidad en la decidión y dirección de los asuntos públicos.

LA BANDERA NEGRA luchará por la implantación en España de un régimen republicano y revolucionario, basado en estos sólidos principios de cambio social. A tal fin, emprenderá las campañas políticas que crea adecuadas en cada momento, y suscribirá oportunos acuerdos con aquellas formaciones que propugnen la efectividad de nuestras libertades y derechos democráticos, la apertura de una nueva fase constituyente en España, así como la transformación efectiva y profunda de nuestro actual modelo político y económico. Pactaremos en todo momento con aquellas formaciones y movimientos dotados de nuestra misma sensibilidad política y social.

República, Soberanía, Democracia, Autogestión y Federalismo. Los cinco pilares del período constituyente que, entre todos, debe abrirse en España.

Las personas integrantes de LA BANDERA NEGRA, mujeres y hombres poseedores de unos derechos inherentes a la condición humana y de unos valores inmutables que dan forma y sentido a nuestra existencia, unimos nuestra voluntad en torno al objetivo de conformar las bases para la evolución hacia un nuevo modelo político, concebido por y para el pueblo soberano bajo premisas de justicia social, libertades reales y genuina Democracia. Estamos luchando por un mundo nuevo, y por unas bases nuevas sobre las que fundar nuestra convivencia social.

Nuestros Puntos Programáticos son concisos y claros. Nuestras Propuestas Políticas Urgentes son sencillas y practicables. Nuestros documentos y líneas políticas pueden ser fácilmente encontradas en nuestros medios de comunicación. Están al alcance de todos aquellos de vosotros que quiera leerlos y estudiarlos, y serán difundidos de la manera más amplia que podamos.

Nosotros os invitamos a luchar con nosotros por la República y por la Revolución bajo los pliegues de LA BANDERA NEGRA.

LA COMISIÓN CONSTITUYENTE DE "LA BANDERA NEGRA"

{
}
{
}

Los comentarios para este post han sido deshabilitados.