Avisar de contenido inadecuado

RIÉNDONOS CON LEIRE PAJÍN (JUNIO 2.010).

{
}

 TAGS:undefinedPublicado en el Núm. 227 de "La Gaceta Escurialense".

No deja de ser asombrosa la irreductible fidelidad de Leire Pajín. Fidelidad al partido y fidelidad al líder, en la más acendrada tradición de la izquierda europea. Aunque, tal vez, no resulte tan extraño si tenemos en cuenta el número de sueldos que cobra mensualmente nuestra vieja amiga Pajín. Curiosa posición la del socialismo español. Porque, de un lado, el partido de la "o" de obrero exige a la ciudadanía española disciplina y austeridad: apretarse el cinturón ante esta emergencia nacional y sacrificarse por el bien común. De otro lado, y a pesar de esta apelación a la austeridad del sano patriotismo, el partido de la "e" de español no vacila a la hora de disculpar las distintas -y muy varíadas- remuneraciones de nuestros políticos. Casi cinco millones de parados oficiales observan, con perplejidad, como no se reduce el tren de vida de nuestros políticos y demás representantes institucionales. Y los que todavía no lo estamos también. Es que uno no deja de extrañarse de esta singularmente preconizada moral pública, que proclama la austeridad de los representados pero no de quienes les representan. Y todo esto viene a cuento a raíz de la nueva frase de Leire Pajín. Esta le ha quedado verdaderamente cesariana. Dice nuestra Leire que los socialistas no acumulan sueldos, sino que acumulan responsabilidades. Si esto lo dijera montada en un caballo blanco, podría ser -perfectamente- pintada por Velázquez. Y que conste que no me he referido, para nada, al acontecimiento planetario. Aquella historia es ya muy vieja aunque, con Leire, tenemos la suerte de renovar anecdotario cada poco tiempo.

Debe ser el buen humor atribuído por la sabiduría popular al tipo pícnico de la Patología. Nuestra rechonchita Pajín y su divertidísima demagogia. Qué haríamos sin las ocurrencias chispeantes de esta pizpireta gordezuela. Un rotundísimo buen humor político avalado por una excelente situación personal. No pasa un mal momento nuestra Leire, sobre todo en lo económico. La número tres del PSOE puede llegar a sumar también tres -¡¡¡tres!!!- sueldos. A su retribución como Secretaria de Organización del partido con "s" de socialista, suma también el sueldo de ex Secretaria de Estado de Cooperación Internacional. A estos dos sueldos está a punto de añadirse una tercera remuneración: la de Senadora por la Comunidad Valenciana. Una triunfadora que, a sus treinta y dos años, se embolsará la suma de veinte mil Euros mensuales. Casi tres millones y medio de las antiguas pesetas franquistas... porque yo lo valgo.

Una suma mensual extremadamente buena para que alguien que se dedica -casi por regla general- al muy noble y loable trabajo de repetir frases de contenido heróico, así como de fustigar a la oposición con el látigo de su desprecio proletario. Y estas dos cosas a veces hasta simultáneamente. La siempre sonriente Pajín y sus frases insustituíbles para afrontar la recesión. Consignas tales como "arrimar el hombro" o "asumir responsabilidades", que animan a los ciudadanos españoles a abrirse un nuevo agujero en el cinturón. De igual forma, y como recordatorio permanente sobre quién manda aquí de verdad, nuestra jacarandosa y bien pagada Leire suele dedicar cariñosos recordatorios a la oposición del Partido Popular. Por ejemplo, Pajín cree que se trata de "oportunistas políticos que no saben de propuestas sino de ocurrencias". Sólo alguien con la tranquilidad necesaria -la calma de la vida resuelta, la han llamado sesudos pensadores de Harvard- es capaz de encontrar, por medio de un sesudo análisis, un principio básico de la vida política española: todo aquello que no es socialista, no es patriota. O, lo que es lo mismo, todo aquello que no se propone por y desde el PSOE no es más que humo. Tonterías sin sentido a las que no hay más remedio que atender -aunque sea unos segundos- en función de este fastidioso sistema democrático que les permite, todavía, expresarse públicamente exponiendo opiniones políticas.

Sin embargo, y como tenemos que seguir soportando a estos derrotistas de derecha, hemos de seguir haciendo chistes y malabarismos verbales. Se puede decir lo mismo pero con una sonrisa. Así, existen distintas frases que se pueden aplicar una vez tras otra ante distintas circunstancias. El Partido Popular no arrima el hombro, y con ello Pajín quiere significar que la derecha no apoya las medidas económicas del Gobierno. El Partido Popular no aporta ideas y no hace más que adoptar actitudes negativas, y con ello Leire quiere ilustrarnos acerca de la negativa de la oposición de derechas a dar por buenas las explicaciones del Gobierno sobre la rectitud de sus planes económicos. Maravillosas frases y, sobre todo, muy bien pagadas.

Bromas aparte, no deja de asombrarnos -si en esta España de 2.010 todavía puede asombrarnos algo- el empecinamiento del Gobierno Socialista en su actitud de querer gobernar en solitario. De creerse en posesión de la verdad absoluta, y en la correlativa negativa a adoptar medidas propuestas por partidos distintos al propio. Los falangistas creemos en la necesidad de una política de consenso para salir de esto. Por el contrario, todo aquello que es afirmado, propuesto o defendido por los adversarios políticos del Gobierno no es digno de ser tenido en cuenta. Menos mal que esta actitud, increíble en medio de esta situación de emergencia nacional, es sostenida por alguien tan excelentemente pagado como Leire Pajín. No todo van a ser desgracias. Todavía podemos ver alguna estrella entre las nubes. La buena -buenísima- estrella de Leire Pajín y de su excelente momento profesional. Tres sueldos lo avalan.

{
}
{
}

Los comentarios para este post han sido deshabilitados.