Avisar de contenido inadecuado

MI SALIDA DE LA FALANGE-FE. CARTA PÚBLICA DE DESPEDIDA (4/XI/09).

{
}


 TAGS:undefinedAyer he comunicado a Manolo Andrino la decisión que ahora hago pública. Abandono La Falange (FE). Ha llegado la hora de retirarse y de pasar una importantísima página en el libro de mi vida. Ya en Marzo de 2.008, anuncié públicamente mi salida de La Falange (FE). Varios Camaradas me hicieron reconsiderar mi opinión en aquel momento. De un lado, continuaba pendiente nuestro Juicio -esencial para la propia existencia de La Falange (FE)- frente al sector de Cantalapiedra. De otro lado, me insistían en que se iniciaba una nueva etapa ilusionante en el partido, motivada por la renovación de nuestra Junta y por las líneas trazadas en el Congreso Nacional de Militantes que, finalmente, se celebró el año pasado. Decidí permanecer en la organización a causa de estas peticiones y, pasado más de un año, es verdad que hemos solucionado muy positivamente la situación frente a Cantalapiedra, pero yo no he conseguido ilusionarme con el nuevo proyecto político de La Falange (FE). Y es que tengo que reconoceros que -como militante- soy un desastre: el peor de todos los que han pasado por esta Casa, y ello con mucha diferencia. Indisciplinado e impaciente, no me sé adaptar bien a una jerarquía partidaria cuando la misma no se ajusta a mi modelo de partido. Y ya hace muchos meses que el proyecto encarnado por La Falange (FE) no se acerca -en absoluto- a mi visión personal de lo que debemos ser y de lo que debemos hacer.

Escribo en muchos Medios de forma periódica. Ello me obliga a dar mi opinión de forma pública todas las semanas y sobre varíadas cuestiones. Como ya sabéis, mi opinión no siempre -casi nunca- resulta coincidente con la opinión de la mayoría del Partido. Esto crea constantes fricciones y malos entendidos, siempre derivados de esta expresión pública de mis opiniones. Ante un problema como este, sólo caben dos opciones viables. O uno deja de escribir o uno deja el partido. Prefiero reafirmar mi independencia de criterio abandonando el partido. De esta forma, podré opinar -más libremente aun de lo que ya lo hago- acerca de la marcha de las cosas, y siempre teniendo la seguridad de que lo que escribo -o digo- no choca con ninguna opinión sostenida oficialmente por la formación en la que milito. Estos momentos son confusos y revueltos para el nacionalsindicalismo y creo -firmemente- que los falangistas que tengamos algo que decir debemos decirlo, sin más limitaciones que las marcadas por nuestra propia conciencia. Son momentos de cambio y de expectativa. Los falangistas debemos encontrar nuevas formas de lucha y de expresión política. Nuevos cauces que, en mi caso concreto y personal, tienen un mejor acomodo fuera de La Falange (FE).

Cierro así una importante etapa de mi vida. La Junta Nacional nacida del Congreso Nacional de Militantes de Octubre de 2.006 -de la que siempre tendré el orgullo de haber formado parte- ha sido, sencillamente, irrepetible. También luciré siempre con orgullo en mi camisa azul el Aspa Verde otorgada por nuestra Junta Nacional en Mayo de 2.007. Hay cosas que nunca se olvidan. Nunca diré que dejo en la organización maravillosos Camaradas, porque no los dejo. Ellos siempre podrán contar conmigo como yo cuento -sin duda alguna- con todos y cada uno de ellos. Son muchos los momentos pasados. Inolvidables. Y sé -tan seguro como lo sabéis vosotros- que pronto -mucho más pronto de lo que creen nuestros adversarios de siempre- nos reencontraremos todos juntos -unidos e integrados- militando bajo las banderas de una sola Falange y de un sólo proyecto político rojo y negro. A todos gracias y hasta pronto.

{
}

Los comentarios para este post han sido deshabilitados.