Avisar de contenido inadecuado

SE CIERRA SIN VACACIONES (13/IX/10).

{
}

 TAGS:undefinedBarcos varados en la arena que no navegarán más a ningún sitio. Vacíos de océanos y vientos, ya no viajarán a aquellos soñados y lejanos puertos. El caso es que no puedo escribir a pesar -os lo aseguro- de haberlo estado intentando con todas las ganas de las que soy capaz. Cada letra, cada palabra, cada frase se vuelve un esfuerzo demasiado pesado y demasiado duro. Estoy pasando por una de esas temporadas en las que no se pueden hilar dos frases seguidas de manera coherente. Mis enemigos -porque llamarles adversarios supone otorgarles una nobleza que no tienen- dirán que eso es normal, y que nunca he podido escribir ni un par de frases. Falso. Cortedad mental de estos enanos que, a partir de hoy, pueden vomitar lo que quieran. Porque mis enemigos dicen muchas cosas y -por ahora- voy a permitirles decirlas... porque no puedo más. Comeros la tarta solitos y yo os miro desde el escaparate. Estoy agotado y -en contadas ocasiones vividas como esta- de nada valen las ideas o las palabras más o menos bien expresadas. La Fiesta ha terminado y ahora hay que recoger los vasos. Tengo cuarenta y siete años y necesito tiempo. Tiempo de reflexión, de estudio y de acortamiento de frentes. Tiempo para cerrar capítulos y tiempo para empezar otros. Tiempo para pensar en otros escenarios, luchas y paisajes. Tiempo, en definitiva, para empezar de nuevo. Tal vez -de esta forma- vuelvan poco a poco las ganas de escribir. Os enteraréis los primeros.

{
}
{
}

Los comentarios para este post han sido deshabilitados.