Avisar de contenido inadecuado

MI VOTO POR EL CAMBIO. MI VOTO PARA SONIA GUMPERT (14/XII/12).

{
}

 TAGS:undefinedLos Abogados de Madrid estamos eligiendo Decano. Después de una larga campaña electoral, el próximo Martes 18 de Diciembre será la votación. En el Palacio de Congresos de la Castellana entre las 10 y las 20 horas. Unas Elecciones singularmente trascendentales para nuestro numeroso colectivo profesional.

Son tiempos muy duros para la abogacía madrileña. La recesión nos ha golpeado –al igual que al resto de los profesionales españoles- de manera despiadada y dramática. Drástica reducción del volumen de asuntos en nuestros Despachos –de forma lógicamente paralela al estado ruinoso de la economía nacional- impagos, situación crítica de nuestros Compañeros del Turno de Oficio, tasas judiciales impuestas por el llamado azote Gallardón –pero.. ¿qué le hemos hecho los Abogados a este Ministro? ¿es algo personal? ¿inquinas extrañas de un pasado remoto?- supresión del Servicio de Orientación Jurídica en la Comunidad de Madrid... y otros graves problemas que están afectando profundamente a la profesión. Problemas que necesitan una respuesta eficaz, imaginativa y moderna. Soluciones de calado profundo que supongan una transformación efectiva de nuestro Colegio.

Debemos participar -en este momento más que nunca- en la elección de nuestro próximo Decano. La situación es tan grave que no podemos quedarnos en casa pensando que van a ser otros -siempre otros- los que vengan a resolvernos los problemas. Sobre todo si sóis de los que creen -como creo yo- que toda oportunidad que se nos da de transformar estructuras caducas debe ser -sin duda- aprovechada al máximo. Y estamos -claramente- ante uno de esos casos.

Porque es en estos tiempos dramáticos cuando se patentiza, todavía más, la necesidad de propiciar cambios profundos en la sociedad española. Cambios que no sólo tiendan a poner simples parches en nuestros problemas, sino a comenzar una profunda transformación de los esquemas que, hasta ahora, han estado vigentes. Reorganizar –renovando- antiguas e inservibles estructuras. Estas Elecciones en nuestro Colegio nos dan la oportunidad de emprender, en nuestra propia esfera profesional, estos cambios profundos.

Muchos Compañeros han presentado Candidaturas en estas Elecciones. Mi admiración y respeto hacia tantos excelentes profesionales que –restando tiempo, esfuerzos y energías a la marcha de sus Despachos o a su vida privada- tienen la vocación excepcional de intervenir activamente en la gestión y gobierno de nuestro Colegio. Sin embargo, no se puede mostrar la misma admiración hacia el tono sorpresivamente agresivo de la campaña. Una agresividad impropia entre personas acostumbradas al diálogo y al intercambio razonado –y casi siempre razonable- de ideas contrarias. Y una agresividad casi siempre dirigida contra la candidatura revelación de esta campaña: la de Sonia Gumpert y de los demás abogados que la acompañan en esta durísima contienda electoral.

Resulta sintomático que el fuego cruzado de los unos y de los otros se haya dirigido contra Sonia Gumpert y los suyos. Esto nos ha venido a demostrar –en primer lugar- que esta Lista tiene posibilidades reales y que los grandes de siempre –Hernández Gil y Cremades- se han apercibido de ello. Tanto monta, monta tanto. Para frenar este ascenso, no se ha dudado –entre todos la mataron y ella sola se murió- en hacer apelaciones a un barato anticatalanismo –tan en boga en algunos sectores profundamente reaccionarios- y a una férrea defensa de la abogacía madrileña frente a intervenciones extranjeras. Está muy mal España –sin duda- cuando en unas Elecciones de carácter exclusivamente profesional se sacan a relucir la pelliza de Viriato, la faca chulapona del 2 de Mayo y el Balón de Oro para Cristiano. Somos un reflejo deformado –muy al estilo del Callejón del Gato- de lo que está ocurriendo en España. Qué si Cataluña... que si el ISDE.. cortinas de humo extendidas sobre nuestros verdaderos problemas profesionales.

Yo voy a dar mi voto a Sonia Gumpert.

Se lo voy a dar porque quiero transformar –de verdad- nuestras instituciones colegiales, y ponerlas al servicio de los intereses y problemas de los abogados de a pie... de los que nos esforzamos en cerrar cuentas cada mes. Se lo voy a dar porque son ya muchos años de presencia, más o menos directa, de los grandes Despachos madrileños en nuestros órganos de decisión. Se lo voy a dar porque quiero que el Colegio esté con el colegiado cuando tenga problemas profesionales de importancia, y porque quiero una institución que defienda mis verdaderos intereses con dedicación sincera y eficaz. Se lo voy a dar porque quiero un Colegio que no vacile en defendernos frente a decisiones injustas de los poderes públicos. Decisiones que, por otra parte y como estamos viendo con las dichosas tasas, no sólo afectan a nuestros intereses estrictamente corporativos, sino a la propia calidad de nuestra Democracia. Se lo voy a dar porque quiero un Colegio que entienda que toda limitación que, impuesta a los ciudadanos, tenga el objeto de limitar su acceso a la Justicia es un atentado directo a nuestros derechos fundamentales esenciales.

Yo voy a dar mi voto a Sonia Gumpert. Porque me ha convencido en la necesidad de establecer la figura colegial del Defensor del Abogado (es increíble que no exista todavía) o de la figura del servicio de reclamación de minutas por cuenta del Colegio (¿os imagináis qué ahorro de tiempo y energías?). Porque creo inexcusable el pago preferente de las cantidades que se adeudan a nuestros Compañeros del Turno de Oficio (una cuestión que debe avergonzar a cualquier sociedad civilizada). Porque me gusta la idea del new lawyer center o de la guardería infantil, las togas limpias y los Códigos y la formación jurídica gratuíta. Y porque, a mi edad, uno ya no es objetivo y ha conocido a estos Compañeros a lo largo de los actos realizados en la campaña. Buena y cercana gente que yo creo capaz de cumplir con su Programa.

Está en nuestras manos cambiar el Colegio. Ninguna Candidatura Alternativa tiene posibilidades reales. Ninguna menos la de Sonia Gumpert. Por primera vez –y espero que la única- estoy preconizando el voto útil. Debemos participar el día 18 –yo no voto hace lustros y este año lo voy a hacer- y dar nuestro voto a la única Candidatura Alternativa que, visto lo visto y a estas alturas de la película, es capaz de ganar las Elecciones. Esto no se puede quedar como está, y esta Lista es capaz de iniciar el proceso de cambios colegiales que estamos reclamando.

Mi voto para Sonia Gumpert.

{
}
{
}

Los comentarios para este post han sido deshabilitados.